Home Uncategorized El temible KARMA, ¿Mito o realidad? ¿Porqué soy tan miserable?

El temible KARMA, ¿Mito o realidad? ¿Porqué soy tan miserable?

by Roberto
0 comment

5eafc181abf90f91591c2ab5aff8fd77


«Seguro que te trae mal karma.

Aún le debo cuentas al karma.

No me alcanza la vida para pagarle al karma.

Si eres malo tienes mal karma, si eres bueno tienes buen karma…»


 

a6eb06edc890296e6e2eb88fa6099d00El Karma suele interpretarse de maneras inimaginables, tan distantes unas de otras que los no creyentes de esta función universal,  lo viven sin obtener una pizca de cuenta:
Mirarme al espejo y pensar:
eso te pasa por pendej/o a.
«Por dios que estoy pecando, pero de buena gente«

En otras situaciones, algunos solipsistas  lo interpretan como una especie de deidad malvada que castiga al hombre malo, lo que me suena más a un superhéroe benévolo protector del indefenso, castigador del que mal obra.
Es imposible para ellos, 
aceptar que se meterían en situaciones desfavorables a  cuenta propia, así que lo adjudican al malvado karma o afirman que la vida es injusta.
En lo personal, los
entiendo. Es difícil aceptar la responsabilidad del auto sabotaje.

No aceptar el karma es el temor del hombre hacia factores externos que pueden atentar contra la normalidad de su entorno. Es no aceptarse a sí mismo…

Qué locura pensar que no hay responsabilidad si los factores externos los atribuyes a tu  libre albedrío.
<¿Dónde está dios si está sufriendo tanta gente que no se lo merece? >
<La vida es así. Hay cosas buenas y cosas malas: el lado bueno es muy bueno, y el malo tiene cosas muy malas… es lo NORMAL>
¿Soportarías aceptar la responsabilidad de la situación actual mundial?
Les dije que era una locura…


                             

                                               531b039f620d2e75a65cfbc85d6d5487                           

    

A través de mis ojos,  existe un tal libre albedrío y convenientemente se ajusta a las necesidades de cada quién; a hechos tan subjetivos como el corazón de un niño en el pico de su naturaleza.
Insensibilizado, saturado de  basura, de verdades a medias. Así se encuentra el subconsciente.
La moral rota, perpetrada.
Sometidos bajo el sigilo de una intención, para aceptar todo este basurero con normalidad.
El karma es un fenómeno que, al menos, en mi entorno social, se trajo a rastras la  era del «New Age».
Somos una «nueva generación» con serios problemas de identidad, personalidad y adaptación social.
El consumismo de la mano de sus problemas financieros, esquemas sociales estrictamente implantados, géneros divididos y en estos, el mismo modus para ambos sexos, y miles de ejemplos más que solo reuní para explicar que somos responsables de nuestro libre albedrío, por lo tanto, de nosotros mismos y las situaciones que nos rodean porque, podemos decidir en qué creer y tener la certeza de que es verdad o no lo que optamos por creer.
Aún sabiendo que algo anda mal, no utilizamos nuestras energía para averiguar qué es y poqué está mal. A fin de cuentas no es nuestra culpa ¿Cómo vamos a saber nosotros?
Mejor desgastamos nuestras fuerzas para seguir pagando nuestra
ignorancia por elección. Suena lógico, ¿no?

Desconocemos el mundo espiritual, tememos del lado místico de la vida, pero nos da miedo los fantasmas y la oscuridad…
Cuando hace apenas algunas décadas la brujería y la magia no eran cuentos para niños mucho menos menos un mito, era algo en el entorno que existía y casualmente abrumaba a la muchedumbre…
<Que dios nos ampare del «Malamen»>… ¿Qué?.

Rechazo abiertamente la terquedad de inventar la verdad absoluta en la opinión subjetiva, que estas dos ideas (creer o no) son posibles a través del libre albedrío.
Cada individuo posee la libertad de vivir con y plenitud o joderse la vida como le guste más y mejor le parezca. Es la única verdad dentro de ésta idea.
La información se encuentra a un click de distancia.
No es culpa ni responsabilidad de la iglesia, el gobierno, del perro del vecino ni de nadie, y es lo único que mi opinión  permite expresar sobre ésta controversia.

El Karma  juega su papel en la vida del agresor, quién atenta a la salud emocional, mental y/o física de un individuo.
De alguna manera el destino regresa a  la acción con la misma fuerza que se creó en un principio.


39bd6df5c8fe5178b8071a72c272bf8f

¿Ley de atracción?

Pide y se te dará, piensa positivo y obtendrás todo lo que desees, la llave de la felicidad esta en ser optimista, que nada te detenga, haz lo que tú quieras… 

Esta ley sólo se basa en una idea.

Qué cómodo suena dejarnos llevar por la emoción que sentimos. Suena profundo, placentero, seductor, arriesgado, frívolo. Suena a un escape.
Suena perfecto para aceptar que, si el Universo es caótico desde su misma creación, entonces el caos es natural y todas las situaciones que surgen de él también lo son.
Entonces, si
ignoramos toda esta negatividad, que no nos funciona porque no queremos atraer eso (lo cual es absolutamente lo contrario), mágicamente atraeremos fortuna, prosperidad, dicha, felicidad…Entonces es verdad, pasa.
Aceptamos que sabemos que el caos forma parte de la realidad.
Entonces aprendemos a vivir con el. ¿Estamos de acuerdo hasta aquí?
Si o no…
Cotinuamos con o sin aprobación porque, lo que pensemos, nunca importó y lo que sentimos muchísimo menos. Para el Orden Natural, las sensaciones no son necesarias. Estas sirven para la percepción del invididuo solamente.
Las sensaciones
proporcionan información de la realidad y el tiempo no se detiene a esperar una decisión o un cambio de sensación para actuar sobre sí.
Observar, esperar, ignorar, accionar; Es lo único que sucede cuando la percepción coincide con un fenómeno,
Pasan los años, tal vez pasaron minutos o tal vez apenas un segundo, meses, horas.
En cada fracción de instante se abre una basta gama de situaciones creadas por nosotros mismos para decidir, una por instante.
Nuestro periodo de vida es fugaz, cómo la estancia én el. necesitamos al menos dos décadas para haber desarrollado capacidades que nos califiquen como individuos autónomos.

«Mientras comparto la vida con los míos la voy a disfrutar, haré lo que yo quiera, buscare lo que me provoque placer y  felicidad, atraeré dinero y abundancia, me dejaré guiar por mis sentimientos … si se siente bien reiré. Pero si me perturba no lo aceptaré porque no es mío…»

El problema es que sólo hay una verdad y por eso duele. Acostumbrados a creer que sufrir es parte de la vida, cuando el sufrimiento es lo único que podemos evitar si alguna situación es dura o duele.
Podemos optar por no contribuir a la basura que nos rodea, como también ignorar éste hecho, de la misma manera podemos aceptar o no la responsabilidad que conlleva.

La ley de atracción es una falacia 
El Karma, es una interpretación de otra Ley Universal, de hecho son siete. Pero ese es ya otro tema…


Lo único busco expresarles, amigos míos, es que éste día me declaro  responsable de todo lo que les comunico, intentaré buscar la elocuencia siempre dentro de mis palabras y lo haré con la mejor intención guardada en mi corazón.
Mas no soy causa de cómo ustedes lo interpreten, ni lo que hagan con la información que les proporciono.
Estoy abierta a escuchar sus opiniones y más que nada, les pido aportaciones, pues sólo busco entender lo que no me queda claro y descubrir lo que aún no sé…

Con muchísimo amor para ti
Kará Dalet.

You may also like

Leave a Comment

About Us

Connect, Engage, and Thrive in BeOnSpace’s Vibrant Online Community

2023-infinity | Beonspace.com