Home Uncategorized Piensa, es gratis

Piensa, es gratis

by Roberto
0 comment

Lejos del ruido y sus ciudades hay un lugar al que siempre has de acudir si todo te va mal, al final de cuentas es mentira que oculto está, pues a todos concierne un trabajo llegar, merecer, amar.

Había olvidado la capacidad de crear en mi, así que emprendí un viaje hará unos cuántos años. Tardé tres y medio en entender básicamente un poco sobre la conformación de mi mente, al parecer muchos son felices con la suya, para mi no es el caso, disfruto saber y sentir que voy por el camino correcto, pero no me apetece el ya establecido. Hace tres años me encontraba brincando todo tipo de límites, sólo para poder caminar hacia otro lugar y ver más allá de lo material y sus cosas hechas  que ya están.
Recordar siempre es una nueva experiencia aún se acuda todas las veces al mismo recuerdo: Las situaciones que nos marcan suelen ser más o menos claras para uno a lo largo de los años. En lo personal, representan la prueba y el error del cómo, que arroja el resultado de mis acciones diarias. He dicho más o menos por referir un 50% a cada posibilidad, un ejemplo es cuando era niña, sabía de melancolía sin embargo era feliz, no comprendía de términos y léxicos  abstractos mucho menos.
Hoy día la vieja melancólica sigue siendo amiga, sólo más vieja que hace diez años…
¿será que poco he visto de tristeza?, que poco he sufrido o carecido…
Pero si  lo he visto, yo lo he vivido y ése es el punto importante: soy feliz pese a la tristeza irremediable que otorga perder y el sufrimiento del dolor del duelo de aceptar…
¿Aceptar qué? Cualquier cosa que implique no ganar. Haber perdido un padre, un amigo, un compañero o perder tu libreta de pensamientos favorita por señalar grados de importancia en aspectos materiales. Perder la cordura y llorar del otro lado, pues es una mismísima locura recuperarla. Perder el control de la emoción, ha sido más difícil que ver a un ser querido hacer lo mismo y sentir frío en la espalda seguido de un puñal.

Era imposible para mi después de mucho sufrir, secar el río de sal y desempañar la mente (lo cual hoy me parece absurdo) pensar que con todo y eso soy feliz.
Ver el panorama de mi perspectiva más amplio, diferente desde luego pero mucho mejor que antes. Resultó posible el acceso a la famosa gama de posibilidades y elegir mi felicidad. Pero bueno, ¿a que viene tanto mi mi mí?, me he de preguntar y he de explicarme que sufrimos en vano, las vivencias parecen abrumarnos a tal grado que olvidamos que podemos cambiar la situación y elegimos el sufrimiento, cargar con el peso.
Nuestros padres siempre protegiéndonos del dolor y nosotros clavando la cabeza en el piso mientras nos jode a varazos la vida. Conocer es cuidarse, es saber dónde hemos metido la nariz, es experimentar por vez primera y profundizar y llegar a nuevos conocimientos.
Todos sabemos que durante nuestra existencia vivimos situaciones y éstas a su vez nos van forjando como individuo, la personalidad, el carácter, principios morales o ideologías, incluso trastornos y traumas psicológicos. Hay cierta verdad dentro de esto, lo demás consta del conocimiento que engloba nuestras vivencias y se adquieren no a través de experiencia si no de la búsqueda, la investigación.
Ahora bien, los sentidos y las emociones se han de considerar meramente herramientas que nos sirven para captar, procesar y reconocer las situaciones que el individuo va experimentando. El miedo y el dolor alertan  del peligro físico y/o emocional mientras que el amor y la felicidad detectan situaciones cálidas y gratas abrazando al ser.  Los sabios afirman que toda acción es impulsada desde el miedo o el amor, pero independiente a cualquiera de los dos estados reales emocionales nuestra consciencia debe predominar en la desición:  actuar con convicción, voluntad, con conocimiento. Debemos analizar cada fenómeno y tomarlo por lo que es y si bien no sabemos qué es, deberíamos investigarlo siempre así. Aunque resulte más fácil y cómodo opinar lo que pensamos,  la opinón no es nada nuevo y el conocimiento siempre lo va ser…

En conclusión,  controlar las emociones atrae conscecuencias visibles al entorno claro está. A raíz de éstas ha de pertenecer un %100 de las veces a la intención que las impulsa detrás. Es por esto que al hacer insistente hincapié respecto a mi posición como emisor, cierro con el hecho de que éste mensaje es tan claro como su advertencia…

You may also like

Leave a Comment

About Us

Connect, Engage, and Thrive in BeOnSpace’s Vibrant Online Community

2023-infinity | Beonspace.com